15 frases que sólo escuchas en Colombia

No es porque yo sea colombiana, sin embargo creo fielmente que Colombia es el país de Latinoamérica donde mejor se habla el español. Nuestra manera de hablar se caracteriza por ser cortés y siempre amable, a pesar de que entre las diferentes regiones se tienen modismos y pronunciaciones diferentes, y que un colombiano enojado no habla igual que uno contento (feliz); se conservan frases y palabras que para otros hispano parlantes podrían sonar raras e incluso sacadas de otros tiempos. Podemos llegar a parecer demasiado formales al hablar, cuando en realidad somos los más informales, por ejemplo para una misma frase, en México se diría “Me voy a poner bien pedo con mis cuates” en Colombia sería “me voy a beber o a emborrachar con mis amigos”.

He aquí algunas de las muchas frases y formas de expresión comunes que usamos en mi país:

Si Señora! 
Tanganga, Santa Marta, Costa Atlántica de Colombia
Señora!

1. ¡Señor! ¡Señora! ¡Si/No señor! ¡Si/No señora!

Desde que se es muy pequeño en Colombia, te enseñan a ser respetuoso con los demás, sobre todo con las personas mayores o con quienes están por encima de ti. Si alguien te habla lo primero que respondes es “Señor o Señora” es algo así como “Dígame o lo escucho”. Las mamás nos acostumbran desde pequeños así sea a la fuerza;

– Mamá: LIS! (en mayúscula porque es grito)

-Yo: QUÉÉÉ

-Mamá: QUÉ NO!, SEÑORA!

Y remataba con una palmada en la boca para que aprendiera a respetar.

Yo no me la dejo montar de nadie!
Bocana, Buenaventura, Costa Pacifica colombiana
Niño colombiano, pacifico 

2. ¡No se la deje montar!

Que el niño está teniendo problemas con los compañeros en el colegio “no se la deje montar, defiéndase”, que su jefe lo está haciendo trabajar horas extras y sin pagarle “no se la deje montar, renuncie”. Es una forma de decir “defiéndase o hágase respetar”. Y decir que “alguien se la tiene montada” es como si alguien estuviese en su contra y sólo hiciera cosas malas contra usted para perjudicarlo.

Qué pecao de ese muchacho con esas orejas tan grandes!
Usaquén, Bogotá, Colombia
Que pecao!

3. ¡Qué pecao!

Esta frase comúnmente se usa para expresar lastima por alguien o algo y es usada en múltiples contextos. ¡Qué pecaito del niño que se cayó!, ¡Que pecao del señor que se murió!…

4. ¡Me saca la piedra!

Una forma muy coloquial de expresar que alguien o algo hace que usted se enoje o se moleste; “No me saque la piedra que le voy es dando” quiere decir “no me haga enojar que lo golpeo”, “ese carro me saca la piedra, no quiere funcionar”, “usted me saca la piedra con las cosas que dice”…

Juemadre! No me saque la piedra!
Habitante de la calle, Plaza de Bolívar, Bogotá, Colombia
juamadre! me saca la piedra

5. ¡Juemadre!

Es una expresión de sorpresa o asombro ya sea por algo bueno o malo; ¡Ay juemadre se me hizo tarde! También es una forma más formal o apropiada de decir ¡Jueputa! (Sin abreviación “hijo de puta”).

Perdón yo paso, bien pueda niña que ahí hay espacio!
Transporte publico, Colombia
Perdón yo paso, bien pueda niña que ahi hay espacio!

6. ¡Bien pueda!

Es una manera de permitirte hacer algo; así como una frase de aprobación. Llegas a una casa de visita ¡Bien pueda siga!, “¿me permite usar su baño?, ¡bien pueda!”, en una entrevista de trabajo “Bien pueda siéntese”. Necesitas pasar por un lugar y hay personas obstruyendo el paso y tu pides permiso, ¡Bien pueda!…

7. ¿Me regalas…?

Cuando escuchas a alguien decir en un bar “me regalas una cerveza” no quiere decir que la quiera gratis. Muchos colombianos en el extranjero por lo menos alguna vez han tenido mal entendidos por utilizar esta forma de pedir algo. “Me regalas la camisa negra”, “me regalas un café”…

Me regalas un mango con limón y sal, con mucho gusto!
Vendedora de frutas en Quimbaya, Quindío, Colombia
Me regala un mango con sal y limon! Con mucho gusto!

8. ¡Con mucho gusto!

Tiene sus variaciones “Con gusto” o “Con muchísimo gusto”, básicamente significa “De nada”. Cuando das las gracias por algo que has recibido, comprado o por un servicio, siempre te responderán con esta frase. Puede sonar muy cortés y extremadamente respetuoso para otros hispano-parlantes, pero es de lo más común y corriente para los colombianos. Son el tipo de frases que hacen parte del diario vivir, algo así como las normas de comportamiento: llegó – salude, se va – despídase, le agradecieron – ratifique que lo hizo con la mejor intensión, con la frase “con mucho gusto”.

A la orden el Bonice!
Vendedor de Bonice en el parque de Quimbaya, Quindío, Colombia
A la orden el Bonice!

9. ¡A la orden! 

Es otra forma muy formal y correcta de decir “de nada” pero también es una forma de decir que están “a su servicio” o de preguntarle si necesita o se le ofrece algo. Cada que llegas o ingresas a una tienda, restaurante, etc. Escucharas “a la orden, bien pueda siga, que está buscando, en que le puedo ayudar…”

Un culicagao en el pacifico colombiano
Bocana, Buenaventura, ColombiaNiño Colombiano, Pacifico, Buenaventura

10. ¡Este culicagao!

Si escuchas en la calle a una señora gritándole a su hijo “Culicagao”, no significa que literalmente el niño tenga el trasero sucio. Es una forma muy coloquial de referirse a los niños y algunas veces con voz de enojo cuando éste ya le ha “sacado la piedra” a su madre o a alguien en general. ¡Este culicagao es que no piensa obedecer! o después de no responder con el “Señora” a la mamá ¡este si es mucho culicagao tan maleducado!

Buenos días su mercé!
Señora en Villa de Leyva, Boyacá, Colombia
Su mercé!

11. “Su merced”

Pronunciado como “Su mercé”, es una forma de referirse unos a otros en algunas regiones de Colombia, como Cundinamarca y Boyacá. Hace que las personas que visitan estos lugares se sientan como de la realeza. Quienes utilizan esta frase nunca llegan a tutear y a la mayoría de sus frases le agregan el “su mercé”.

12. “Que pena con usted”

En Colombia “Pena” no se refiere únicamente a algo que da lástima, sino que se utiliza como “vergüenza”. Esta frase es una forma de ofrecer disculpas y es usada tanto para cosas pequeñas como cuando golpeas a alguien accidentalmente o en grandes como cuando alguien debe advertirte de que has sido robado.

Que pena con usted! no tengo plata sencilla, tranquilo! yo le cambio
Que pena con usted no tengo sencillo, Tranquilo que yo le cambio!

13. ¡Tranquilo!

Ibas caminando por la calle, tropiezas con alguien y ofreces disculpas te responderán ¡Tranquilo!, lo que es igual a “no hay problema”. En México muchas veces utilizaba esta frase y la tomaban como si yo estuviese tratando de calmarlos algo así como si la otra persona estuviera enojada y yo le dijera “cálmese o tranquilícese”.

14. ¡Sirva pa’ algo!

Es una forma más coloquial y poco formal de pedir un favor, por lo general la utilizan los padres con sus hijos o los jefes con sus empleados perezosos. Es igual a decirles “haga algo o deje la pereza”

Sirva pa´algo, vaya hágame un mandado a la esquina, tráigame una cerveza.
En alguna parte de la carretera a la costa atlántica colombiana.
Sirva pa´algo, valla hágame un mandado en la esquina!

15. ¨Vaya hágame el mandado¨

“Mandado” se refiere a un favor que le pidieron o una tarea que le encargaron. En las casas es muy común que los niños sean quienes hacen los mandados y su madre les dice “vaya hágame un mandado a la esquina”, porque por lo regular en la esquina hay una pequeña tienda donde te mandan a comprar algo ya sea comida o diferentes cosas.

Anuncios

21 pensamientos en “15 frases que sólo escuchas en Colombia”

      1. En Argentina hay una comunidad colombiana bastante grande. En especial jóvenes a los que admiro por su forma tan respetuosa de tratar a la gente. Muchos trabajan en puestos de atención al cliente en distintas empresas y creo que los eligen justamente por el buen trato.

        Le gusta a 1 persona

  1. Ciertamente los colombianos tienen una forma muy particular, y dulce, de hablar. No obstante para mi es difícil entenderlos y en las conversaciones suelo pedirles que por favor hablen un poco más despacio. El uso del “usted” es uno de los misterios porque (igual que en Bolivia cuando les escucho el “vos”) no sé si es una forma de mantener la distancia pero en las series como “La séptima puerta” veo que la usan amigos cercanísimos.
    Creo que nos encariñamos con el español que más conocemos, como el mío más es de libros (hablamos español porque no hay educación en nuestras lenguas) el que aprecio bastante, siendo peruano, es el argentino.
    Gracias por esta íntima publicación Lis, conocer un idioma es un poco entrar en el alma de las personas que la usan; el suyo tiene una directa y respetuosa calidez. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Francis, tienes toda la razón los colombianos en su mayoría hablamos rápido hay varias excepciones con algunas regiones del sur y centro del país. Pero las personas del norte como en la Costa Atlántica ellos hablan realmente muy rápido que incluso para quienes somos colombianos pero no costeños nos es difícil de comprender. Me llama mucho la atención cuando dices que el uso del “usted” es un misterio, hasta hace unos días estuve viviendo en México y creo que era la pregunta que más respondía. Para nosotros es una cuestión de respeto, confianza y edad. De hecho pensé que sería buena idea escribir acerca de ésto. Un gran abrazo desde Colombia!

      Le gusta a 1 persona

  2. Un post muy interesante! No he tenido la suerte de conocer a muchos colombianos por el momento, así que siempre está bien aprender un poco más sobre ellos (o vosotros, ustedes). Supongo que incluso dentro de Colombia habrá numerosas expresiones que se utilicen solo en ciertas áreas y que no todo colombiano comprendera, ¿no? Es un mundo el uso del lenguaje y cómo de un único lenguaje se pueden crear tantas variaciones a veces en distancias tan cortas. Yo vengo de Navarra (España) y tenemos expresiones que nuestros vecinos del País Vasco (a no más de 100Km) no pueden entender.
    Gracias por compartir este pedacito de vuestra cultura.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, bienvenida a Las Historias de Lis!. Si tienes toda la razón en algunas regiones se tienen algunos modismos que a veces son un poco más complejos. Sin embargo, en su mayoría los comprendemos sin importar que seamos de diferentes regiones. Quizá lo que más nos diferencia no son los modismos sino nuestro asentó; ese si es muy diferente de región a región y a veces difícil de comprender. Un gran saludo desde Colombia!

      Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mauricio, bienvenido a las Historias de Lis!. Hace poco trabajé con una venezolana y si tenemos un vocabulario muy similar, la diferencia esta más en las abreviaciones que se utilizan, la forma en la que acotan las palabras. Yo diría que el hablado de ustedes es similar al de los costeños de mi país. Un gran saludo desde Colombia!

      Me gusta

  3. En la medida en que he podido comprobarlo (hablando con colombianos en España), estoy de acuerdo contigo en que es en tu país donde se habla mejor español. Me sorprendió la educación y la corrección en su forma de hablar y comportarse. Ojalá cundiera el ejemplo. Cordialmente.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s