Mi experiencia con el Bhang, la bebida del dios Shiva y el Paan en India

El Bhang es una mezcla hecha a partir de hojas y cálices de plantas de cannabis. En India, es utilizada en diversas presentaciones como lo son comidas, bebidas, dulces, mezclas de tabaco, etc. En mi paso por India, siempre escuchaba decir que una gran cantidad de personas andaban todo el tiempo bajo efectos de diversos productos alucinógenos. Especialmente los conductores de auto rickshaw o tuk tuk quienes son especialistas en ello, además por la facilidad que tiene conseguir este tipo de productos.

La historia dice que el Bhang ha hecho parte de los rituales de la religión hinduistas desde 1000 A.C, existen escrituras que hablan del Bhang como una hierba beneficiosa que libera la ansiedad. Las preparaciones de Bhang se dice que eran sagradas para los dioses, en particular para el dios Shiva, quien descubrió las propiedades trascendentales de la mezcla. En India existe un festival dedicado a este dios conocido como el Shivaratri, también llamado “la gran noche de Shiva”, se celebra cada año entre los meses de Febrero y Marzo. Ese día los peregrinos presentan ofrendas de Bhang al dios Shiva, las mujeres casadas suelen pedir por la suerte de sus esposos e hijos y las solteras rezan para encontrar el esposo perfecto, lo que también identificaba a Shiva. Además, es un día de ayuno y en las entradas de los templos se regalan bebidas y comidas preparadas con Bhang.

Brahma, Vishnu y Shiva. La Trinidad del Hinduismo 
P1010816

En las calles se encuentran pequeñas tiendas que comercializan unas pequeñas bolsitas con mezclas de tabaco para masticar, mezclado con otros ingredientes, así que es normal ver especialmente a los hombres amasando algo entre sus manos para posteriormente ponerlo en su boca. Además, existe algo llamado Paan, preparado en pequeños puestos en las calles, es una preparación estimulante y psicoactiva que contiene varios ingredientes algunos dulces otros con tabaco curado, éstos son puestos sobre una hoja de planta de betel con una base de cal obtenida de la calcinación de rocas calizas o dolomías.

Vendedor de Paan en una de las calles de Varanasi al norte de India
P1010792

Es un producto adictivo, que genera euforia y efectos nocivos producto de la mezcla de betel, cal y la nuez de areca, en general, este tipo de productos hacen parte de la vida cotidiana en India. Probé el Paan en una oportunidad y no fue nada agradable para mi gusto, algunas personas lo mastican por un rato y posteriormente lo escupen. En mi caso era un bocado demasiado grande, lo mastique por un rato, no me gustó su sabor y terminé en una esquina escupiendo hasta lo que no tenía en mi estómago. Pese a eso, a muchas personas si les gusta así que recomiendo probarlo como parte de la experiencia de estar en el país, no todos tienen efectos psicoactivos, dependiendo los ingredientes también pueden ser usados para tener buen aliento o como un dulce.

Vendedor de Paan en Manipal, Karnataka al Sur de India
999193_10200672139982111_744253907_n

Volviendo al Bhang, es especialmente comercializado en el norte de India y existen tiendas aprobadas por el gobierno que permiten la comercialización de este producto, principalmente en ciudades como Pushkar, Jaisalmer y Varanasi. En India viví aproximadamente medio año, sin embargo, mis primeros tres meses los viví en un mismo lugar lo cual me permitió apropiarme de sus costumbres, de su gastronomía y demás. Finalmente realicé un viaje que me permitió conocer gran parte del país, antes de mi viaje me recomendaron que una vez llegara a Varanasi probara el Bhang Lassi.

El Bhang Lassi es una de las tantas preparaciones que se pueden encontrar que incluyen el Bhang. El Lassi es la bebida más común en India, aparte del Chai; es una mezcla de yogurt natural con azúcar, espacias y en adición ponen el Bhang. Visité Varanasi en compañía de tres alemanes y una polaca y siempre buscábamos alojarnos en lugares que incluyeran una bonita terraza, lo cual es muy común en India. Varanasi no fue la excepción y encontramos un lugar con una hermosa vista al Río Ganges, detrás del ghat de cremación principal y en la terraza se encontraba el restaurante del hotel y ellos vendían el tan afamado Bhang Lassi.

P1010646

P1010702

La primera vez que lo probé lo hice de una forma muy inocente y sin ser consciente de que era lo que estaba tomando, ya que en el menú estaba disfrazado como “Special Banana Lassi” o Lassi especial de Banano. Resultó que no era realmente una bebida de Banana y terminé acompañando mi desayuno con una bebida alucinógena. En ese momento no tuve ningún síntoma notorio, quizá por la mezcla con la comida y por la falta de consciencia con respecto a lo que estaba consumiendo. Sin embargo, en una noche decidimos que todos lo probaríamos e hicimos una orden de Bhang Lassi súper especial para todos.

Aquella noche nos encontrábamos en la terraza del hotel, después de la cena, con aquella hermosa vista del Río Ganges acompañada por las pequeñas luces de los faroles encendidos alrededor del río y el humo y la luz que nunca se apagaba proveniente de los cuerpos incinerados. Yo me encontraba escribiendo en mi diario de viaje, bebí mi lassi al ritmo de mis pensamientos y de la conversación con mis compañeros de viaje. Una vez decidí irme a descansar, me puse de pie y me sentí diferente, decidí sentarme nuevamente y luego me di cuenta que estaba surgiendo efecto.

P1010591

Aquel día realmente sentí miedo, ansiedad y desesperación, no soy una persona seguidora de los productos alucinógenos por ende no soy la más experta. Sentía que mi garganta se cerraba, que no podía respirar, que mi cuerpo se balanceaba, me dolía la cabeza, mi pecho se comprimía y peor aún empecé alucinar. Me encontraba en una terraza más o menos a dos cuadras del río, sin embargo, físicamente sentía que me arrojaría de aquella terraza y caería directamente en el río –como si éste estuviese en la base del edificio-. Mi conciencia seguía viva, así que yo misma mentalmente trataba de darme palabras de calma, de mentalizarme en que no moriría como mi cuerpo lo sentía y que todo era producto del Bhang, por un momento quise gritar y mi cuerpo tenía toda la necesidad de pedir auxilio, pero me contuve. Las risas y la descripción de sensaciones no se hicieron esperar en aquella mesa, siendo la euforia el principal efecto, a excepción por mi amiga polaca quien decía no sentir nada y por el contrario se enojó con nosotros porque pensó que la estábamos engañando y nos estábamos burlando de ella.

P1010708

Después de un rato de sentir que mi garganta estaba tan cerrada que ni el aire podía pasar, de tratar de alejarme de la muerte por suicidio desde una terraza para caer en un río a metros de distancia y de evitar gritar para pedir ayudar cada que sentía que moriría –porque una cosa si tenía claro, no quería hacer el ridículo- decidí que ya era momento de parar, así que mi nueva orden fue un pan cake de chocolate para darle una razón a mi cuerpo y a mi subconsciente para querer vivir.

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Mi experiencia con el Bhang, la bebida del dios Shiva y el Paan en India”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s