Un colombiano en el extranjero

Colombia es un país simplemente maravilloso; con gran riqueza natural, cultural, histórica y con una ubicación privilegiada al norte de Sur América. Su gente es carismática, amable, entregada, trabajadora y muy alegre.

Son muchos los atractivos naturales que hacen que cada vez más personas quieran conocer este país y es su gente la que hace que muchos de los extranjeros que allí llegan, jamás se quieran ir. Sin embargo, tristemente Colombia es un país que ha sufrido por diversas razones: como lo fue todo el atropello de la colonización española, la violencia interna por grupos armados, el narcotráfico y más recientemente la entrada de grandes multinacionales que se llevan los recursos del país; dejando contaminación y daños irreversibles en los ecosistemas, pobreza en la población, etc.

También son diversos los factores que han aportado para que cada vez más colombianos quieran dejar el país en busca de nuevos horizontes y oportunidades. Ya sea por trabajo o por educación, se cree que la situación mejorará estando en otro país sin importar los sacrificios reales. A muchos les funciona, sin embargo, otros no logran adaptarse a los cambios y sólo soportan el sufrimiento a cambio de un poco más de dinero; en espera del momento indicado para regresar.

Ligado a eso; la cantidad de migrantes colombianos es muy alta por consecuencia son muchos los tipos de personas que salen: buenas y malas, honestas y deshonestas, trabajadores y ladrones, etc. Lo cual hace que en ocasiones justos paguen por pecadores.

Recientemente, una joven colombiana fue capturada en un aeropuerto en China con un computador cargado de cocaína; delito que podría llevarla a la misma pena de muerte. Ante dicho suceso pude observar que a través de internet, muchos colombianos hacían pública su indignación y decían cosas tales como “se merece la pena de muerte porque por personas como ella es que estamos tan mal vistos en el exterior”. Para quienes hemos tenido la oportunidad de estar fuera de Colombia y ver el panorama desde otra perspectiva, podemos dar testimonio de como los tratos pueden variar por el hecho de ser “Made in Colombia”. Con seguridad puedo afirmar que hechos como el de la joven en China afectan, pero no es lo único.

Quiero a mi país y extraño muchas cosas de él; sin embargo, reconozco que estando fuera muchas veces he preferido no decir que soy colombiana y no por vergüenza o falta de orgullo si no porque muchas veces se torna agotador y repetitivo. Estando en India, justo del otro lado del mundo, muy lejos de Colombia; pensé que la fama y la reputación no llegarían tan lejos. Por el contrario fueron muchos meses en los que pasé respondiendo las mismas preguntas una y otra vez: ¿es verdad que ustedes quieren a Pablo Escobar?, ¿qué tan barata o cara es la droga en Colombia?, ¿trajiste marihuana colombiana?, ¿qué produce Colombia a parte de cocaína?. Además, cuando asistía a fiestas y me encontraba con personas consumiendo algún tipo de droga, al ofrecerme y yo rechazarlo, me decían cosas como “¡eres colombiana, por el contrario tu deberías venir a enseñarnos cómo hacerlo!”.

En los meses que llevo viviendo en México, no ha sido muy diferente, parece que las personas pensaran que ser colombiano es sinónimo de ser narcotraficante y prepago (forma de describir a las mujeres que comercian con su cuerpo en el mundo de la mafia). Imagen que se ha fortalecido y empeora en este país por el éxito actual que tienen las narco series colombianas. Es como si realizaran un intercambio; Colombia llena su televisión con novelas mexicanas y México con series de droga y prostitución colombianas. Además, estando aquí he notado que la mayoría de las personas desconocen lo que realmente es Colombia y así mismo no se encuentra en la lista de lugares que quisieran conocer. Pese a que no somos tan lejanos ni culturalmente, ni históricamente y menos en ubicación.  Por otro lado, algunos mexicanos se sienten ofendidos al decirles que Colombia ha mejorado muchísimo y que por el contrario su país se encuentra en estos momentos como era Colombia hace 20 años en cuestión de narcotráfico y violencia.

Como decía, casos como el de la joven en China no es lo único que empeora nuestra reputación mal fundamentada en el extranjero. Hace poco escuche un comentario de otro colombiano aquí en México que decía “eso de que somos más los buenos es mentira, sí fuese así Colombia cambiaría”. En mi opinión, si son más las personas buenas y honestas, el problema está en que siempre lo malo se recuerda más, se le da mayor importancia y el amarillismo de los medios de comunicación juega en contra.

He conocido casos de amigos en México que han sido humillados en público al entrar en establecimientos públicos, recibiendo frases despectivas como “estos son colombianos revísenlos muy bien”. En México se hace uso de algo conocido como “Albur”, al hablar se utilizan frases o juegos de palabras que contienen un significado sexual o doble sentido. De dicha forma he recibido comentarios como “hay muchas colombianas en China” lo que en realidad quiere decir “hay muchas colombianas prostituyéndose en China”

Muchas veces los latinos en este caso los colombianos tendemos a ofendernos por declaraciones o comentarios generalizados que hacen políticos acerca del daño que hacen los migrantes en sus países. De mi parte, considero que mucho de lo que se dice es cierto, todos lo sabemos pero en ocasiones se pretende tapar el sol con un dedo. Yo también soy migrante, mi pareja lo es, mi madre lo es y muchos en mi familia lo son o lo han sido y como ellos muchos otros sólo tienen deseos de progresar y trabajan con dedicación para conseguirlo. Me avergüenzo de todos los colombianos que buscan el camino fácil haciendo daño a otros y no sólo de los que roban o matan o se convierten en mulas (personas que viajan cargadas de cocaína al extranjero). Si no también de aquellos que celebran acciones producto de “la ley del avispado”, “la malicia indígena”, “el vivo vive del bobo”; que a mi parecer no es más que aprovecharse de los demás y es uno de los primeros pasos a todos aquellos males que aqueja nuestra cultura y educación.

Una doble moral característica, donde nos ofendemos cuando nos tratan de ladrones; pero celebramos cuando coloquialmente “le damos en la cabeza a otro”.

Colombia es un país con mucho que ofrecer y está en cada migrante dejar lo mejor de sí mismo a su paso e ir sembrando buenos motivos en las personas que conocen en otros países para que quieran visitar Colombia. Además, es nuestra obligación educar y borrar todas aquellas ideas mal fundamentadas, sin necesidad de exagerar y esconder nuestros problemas como país. Dejando en alto el gran paraíso natural que es y la calidez de su gente.

Anuncios

2 pensamientos en “Un colombiano en el extranjero”

  1. Hola Lis, haré un comentario bastante liviano, pero creo que te servirá para entender mi visión. Buceando en Instagram, encontré un sitio de humor colombiano, gracioso y entretenido. Lo comencé a revisar seguido, para reírme en ratos libres y animarme cuando no tenía mucho por hacer. Posteriormente, con el paso del tiempo, fui entendiendo los modismos, las costumbre y la idiosincrasia de Colombia, a través de este sitio de humor. Comencé a querer mucho a tu país, a entenderlo más allá de los prejuicios y también conocer el movimiento político, social y deportivo (temas típicos al momento de hacer humor).
    En Chile hay muchos colombianos, tal como dices tú, algunos llegan con afanes ilícitos, otros con ganas de emprender y trabajar. Como fuere, no me cabe duda que Colombia es un hermoso país, con una riqueza magnífica, lamentablemente una nación azotada por prejuicios y “malas decisiones” de algunos pocos.
    Saludos para ti.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Catalina, gracias por tu comentario. Lamentablemente he escuchado algunas cosas no muy buenas del inconformismo que tienen algunos chilenos por la presencia de colombianos. Sin embargo, como tu lo dices Colombia es un país hermoso, pero azotado por muchos prejuicios. Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s